Cómo hacer una foto circumpolar

Home  >>  Técnica  >>  Cómo hacer una foto circumpolar

Cómo hacer una foto circumpolar

18
Ago,2015

0

Startrails11A veces se puede observar que en algunas de las fotografías de larga exposición las estrellas presentan movimiento: aunque a simple vista parezca que no se mueven, en realidad sí lo hacen. De hecho, todo en el universo presenta movimiento desde los pequeños electrones a las estrellas más lejanas. En el caso de las estrellas, debido a la gran distancia de observación nos provocan ese efecto de estar quietas como colgadas en el cielo, algo que tanto ha inspirado en la literatura. Sin embargo, gracias a la larga exposición que podemos usar con las cámaras de hoy en día y siguiendo unos sencillos pasos se puede conseguir verdaderas fotos impactantes con ese movimiento: como por ejemplo las fotografías circumpolares.
Antes de empezar y para evitar confusiones, conviene aclarar la diferencia entre star trail y circumpolar. Nos referimos a star trails (trazas de estrellas) a una fotografía en la que las estrellas aparecen como estelas o trazos en lugar de como puntitos mediante largas exposiciones (normalmente de 30 segundos en adelante).

Sin embargo, con la circumpolar se refriere a un star trail en la que aparece la estrella polar y, por lo tanto, da la sensación de que las demás estrellas giran en torno a ella, necesariamente hay que apuntar con la cámara al Norte. Para saber donde localizarla adecuadamente se puede usar en el teléfono la aplicación Sky Map de Google (Android, iOS) que mostrará las constelaciones visibles desde la posición en la que uno se encuentre, o bien se puede utilizar una brújula y orientar donde esta el norte.

Dicho esto, te revelamos cuáles son las  claves básicas para conseguir una buena fotografía circumpolar.

– Tener una cámara que permita larga exposición, casi todas las réflex y cámaras sin espejo suelen poseer esta opción, aunque muchas veces no hay que pasar al modo B (o bulb) puede que baste con unos pocos segundos (normalmente 30″) para poder conseguir las circumpolares. Independientemente de esto, no olvidar que, dado que se esta hablando de fotografía de paisaje, un objetivo gran angular ( 14mm ) suele ser lo más recomendable. También hay que tener en cuenta,cuanto más luminoso sea el objetivo mejor(por ejemplo un 2.8), la ISO necesaria será de 800 a 3200 en función de las estrellas que queramos sacar, pero también habra que valorar el ruido que soporta cada modelo de cámara.

– 30 segundos de exposición: Es el número mágico para realizar circumpolares. Sabiendo que las estrellas se mueven, hay que saber a partir de cuánto tiempo de exposición la cámara capturará el movimiento: 30 segundos es el número mágico. La mayoría de los fotógrafos que realizan este tipo de fotografías opta por hacer muchas fotos de 30 segundos y luego unirlas. Durante estos 30 segundos se captura un pequeño movimiento (que es circular) que, unido a la siguiente fotografía, nos servirá para lo que queremos realizar.

Existen cables disparadores denominados intervalómetros en los cuales podemos programar que, de forma automática, se realice una foto cada 30 segundos con un intervalo de descanso que ira de 1 segundo a máximo 4 segundos al siguiente disparo. El número de fotografías mínimo puede ir desde 30 fotografías a algo más de 100, depende de cada uno. Lo que está claro es que, cuantas más fotografías se realicen, mayor trazo circular de las estrellas se tendrá. En algunas cámaras existe una opción dentro del menú que permite habilitar esta función de intervalómetro.
Pero lo ideal es un intervalómetro a parte de la cámara para este tipo de fotografía ya que se puede controlar el tiempo de exposición en cada serie, lo que multiplica exponencialmente las posibilidades creativas a la hora de realizar una circumpolar.

Al ser 30 segundos de exposición, normalmente se trabajara a ISO 800, 1600 o incluso 3200. Esto dependerá de la cantidad de luz ambiente que, por ejemplo, nos pueda dar la Luna en función de la fase en la que esté, al igual que se deberá estar atentos en la línea del horizonte para determinar la cantidad de contaminación lumínica que se observe en la escena. Tampoco hay que olvidar de desactivar la reducción de ruido para larga exposición en la cámara, ya que si no cada fotografía tardará 30 segundos más otros 30 en procesar la reducción de ruido.

También se puede realizar con una sola fotografía, hay que realizar una larga exposición de bastantes minutos y olvidar lo de la toma de múltiples fotografías como se ha dicho anteriormente, se puede combinar la circumpolar con técnicas de lightpainting si utilizamos secuencias de 30 segundos se iluminara la primera escena y la ultima y se escogerá la que mejor. Si se escoge solo hacer una fotografía de varios minutos se iluminara la escena un rato para dejar la zona que se desee mas iluminada.

– El enfoque es importante para que la fotografía tenga suficiente nitidez, se usara en la mayoría de los casos la distancia hiperfocal para tener bien enfocado algún objeto que se tenga en primer plano, como puede ser un árbol, una casa o un castillo. Si se tiene una linterna a mano, bastaría con apuntar hacia ese objeto y enfocar directamente ahí con el enfoque automático. A continuación, se dejaría en manual y no se tocaría el objetivo ni el enfoque durante la serie de fotografías.

En caso de no tener ningún objeto en primer plano y solamente un horizonte lejano, lo recomendable entonces es enfocar manualmente al infinito. Esto se hace poniendo nuestro objetivo de forma manual en la raya marcada con el símbolo del infinito  ∞. ( Ya que en algunos objetivos no es fiable del todo ).

En cualquier caso lo recomendable es que se realice alguna prueba al principio para enfocar correctamente el motivo principal y tener una buena composición.

– Una vez de vuelta a casa se puede cargar todas las fotografías en Lightroom o en Photoshop, hacer ajustes sobre la primera y después sincronizar (copiar y pegar) esos ajustes en el resto. De esta manera, todas las fotografías que compondrán la circumpolar estarán procesadas de la misma forma y será más fácil unirlas en una sola. O utilizar cualquier programa de edición fotográfica que se este acostumbrado a utilizar. Desde Lightroom o Photoshop se puede exportar las fotografías a JPG y utilizar el programa Startrails  ( http://www.startrails.de/html/software.html ) para realizar la unión de las mismas.

Este programa tiene algunas opciones interesantes, pero básicamente lo que nos permite es cargar todas las fotografías y unirlas de forma casi automática. Si uno no se quieres complicar mucho, deja las opciones por defecto y genera la circumpolar. Esto dará como resultado un JPG que podremos dar por bueno o, por el contrario, seguir modificando con algún otro programa de edición.

Startrails también admite TIFF como formato de entrada, por lo que si se quisiera mantener la calidad al máximo se podría usar este formato. Sin embargo, al ser ficheros de mayor tamaño, el tiempo de procesamiento de la circumpolar será mucho mayor.

Ahora que ya se conocen las claves básicas para hacer fotos circumpolares, solo queda coger la cámara y echarle paciencia e imaginación y mucha practica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.